fbpx Cuidados faciales después del verano: cuidar la piel del rostro

Cuidados faciales después del verano

22/09/2021
Cuidados faciales después del verano

Los meses de verano suelen dejar secuelas en nuestra piel, especialmente en la piel del rostro. El calor y los rayos solares nos deshidratan y pueden dejar secuelas como manchas o aceleración del envejecimiento. Sin embargo, la llegada de los meses otoñales es perfecta para recuperar la salud y la vitalidad de la piel con cuidados faciales después del verano.


¿Cómo afecta el verano a nuestra piel?
Durante las vacaciones de verano nuestras rutinas y actividades cambian. Nuestro horario normal para comer y dormir se altera, nos exponemos a más horas al sol y, frecuentemente, bebemos menos agua. Todos estos factores alteran nuestro cuerpo y muchos órganos sufren las consecuencias, entre ellos, la piel.

 

  • Aparición de acné: Las altas temperaturas que acompañan a estos meses tienen una repercusión importante en el rostro. La cantidad de sudoración aumenta debido al calor, sin embargo, dependerá del tipo de piel la manera en que se vea afectada. El exceso de sudor promueve la aparición del acné, además de producir eccemas o seborrea en el cuero cabelludo, especialmente en las personas que tienen piel grasa.
  • Picores e irritación de la piel: En el caso de las personas con piel seca, este exceso de grasa puede fortalecer e hidratar la piel. Sin embargo, también puede producir picores e irritación, especialmente si se trata de pieles sensibles.
  • Daños por el cloro: También es muy habitual en esa época darnos baños en la piscina o en la playa, en cuyo caso las pieles secas sufrirán más que las pieles grasas, especialmente por la acción del cloro, que puede dañar bastante la piel.
  • Envejecimiento de la piel: En cuanto a la luz solar, los rayos UVA y UVB pueden ocasionar eritema solar, reacciones fotoalérgicas, envejecimiento prematuro, debilitamiento del sistema inmune e, incluso, cáncer de piel. El sol también puede ocasionar manchas, dermatosis, lupus, urticaria y erupciones.

 

En el caso de que estemos padeciendo de alguna dolencia cutánea, debes saber que estas pueden empeorar durante el verano. Por ejemplo, la rosácea puede agravarse al entrar en contacto con el cloro o con el sol, al igual que ocurre con los hongos y la dermatitis seborreica, que debido al calor puede producir mucho picor.


Consejos para cuidar el rostro después del verano
Después del verano, notaremos la piel del rostro más reseca y tirante. Lo más probable es que tengamos muchas células muertas que tienden a apagar la luminosidad de la piel. Por ello, es importante ayudar a nuestra piel a regenerarse con diversos cuidados faciales después del verano, que le aporten un extra de hidratación a nuestro rostro, además de ayudarla a limpiarse en profundidad y eliminar toxinas acumuladas durante las vacaciones, para devolverle su equilibrio natural y su luminosidad. Sigue estos consejos para cuidar el rostro después del verano.


La exfoliación se ha de adaptar al tipo de piel y problemas de la misma: 
La exfoliación es un paso importante si quieres regenerar tu piel. Es necesario eliminar las células muertas del rostro, ya que estas hacen que la piel luzca apagada y sin vida. En el mercado existe una amplia gama de cremas exfoliantes. También puedes optar por preparar mascarillas con ingredientes naturales.

El secreto de la exfoliación se ha de adaptar al tipo de piel y problemas de la misma, hasta que puedas comprobar que todo rastro de células muertas ha desaparecido. Cuidado al aplicar la crema, recuerda que la piel estará especialmente sensible después de las vacaciones. Lo recomendable es que extiendas la crema con movimientos suaves y circulares hacia arriba, de esta forma evitarás irritar el rostro. Al final, aclara con abundante agua templada.

Al aplicar este tratamiento semanalmente, podrás ayudar, además, a limpiar los poros en profundidad, que podrían estar obstruidos por la excesiva sudoración del verano. Unos poros limpios evitarán la aparición del acné o de los puntos negros.


Hidratar la piel del rostro:
Seguramente sientas tu piel tirante y reseca después del verano. Este efecto es normal y significa que la piel necesita ser nutrida e hidratada en profundidad. La hidratación elimina la acción de los radicales libres y previene el envejecimiento de la piel. Es importante que, después del verano, hidrates la piel con más frecuencia: en lugar de solo mañana y noche, te recomendamos hacerlo tres veces al día.

Por otra parte, aplicar semanalmente una hidratación profunda con una mascarilla es también una buena idea. Una mascarilla de hidratación profunda nutrirá la piel de tu rostro hasta sus capas más internas y podrá regenerar los tejidos. Aplica la crema y espárcela con cuidado, dejándola actuar durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, retírala con agua templada.


Tratamientos de estética facial no quirúrgicos 
También es una excelente idea recurrir a tratamientos de estética facial no quirúrgicos que puedan complementar tu intención de cuidar el rostro después del verano. Entre los más comunes, te recomendamos los siguientes:

 

  • Mesoterapia

La mesoterapia facial es un tratamiento recomendado para revitalizar la piel del rostro, mejorando el tono, la textura y, sobre todo, la hidratación. Consiste en aplicar unas microinyecciones intradérmicas, que contienen diversos químicos, adaptados a las necesidades de cada paciente.

Este procedimiento es bastante rápido y sencillo, y cada sesión puede durar alrededor de unos 20 minutos. Sin embargo, los beneficios para la piel después de aplicar la mesoterapia son muchos, tanto a nivel preventivo como a nivel regenerativo.

Existen tres tipos de mesoterapia facial. Con ácido hialurónico, donde conseguiremos una hidratación profunda, perfecta para después del verano. La mesoterapia con plasma rico en plaquetas, que es un tratamiento regenerativo de plasma obtenido del mismo paciente, para prevenir el envejecimiento acelerado por el exceso de sol. Y la mesoterapia de oligoelementos, que aporta una nutrición profunda y devuelve vitalidad y luminosidad a la piel.

 

  • Peeling químico como uno de los mejores tratamientos de estética facial

Con este tipo de tratamientos de estética facial se trabaja tanto con las capas superficiales como con las capas más profundas de la piel. Se realiza con diferentes tipos de ácidos y se consigue una exfoliación profunda para eliminar las capas de la piel que almacenan células muertas e impurezas.

El ácido a utilizar dependerá, al igual que la mesoterapia, de las necesidades del paciente. El peeling es ideal para devolverle salud a la piel después de las vacaciones y los excesos del verano.

 

Devuelve la vitalidad y salud a tu rostro en Clínica Rubianes
En Clínica Rubianes, nuestra clínica de estética facial en Lleida, te ofrecemos tratamientos faciales no quirúrgicos perfectos para los cuidados faciales después del verano, adaptados a las necesidades específicas de tu rostro. Realizamos una evaluación en una primera cita gratuita, en la cual te asesoramos para que puedas elegir el mejor tratamiento para ti. Visítanos en Lleida y estaremos encantados de atenderte y devolverle la máxima vitalidad y salud a tu rostro. ¿Te interesa? ¡Contacta con nosotros!

TodoEstetica.com Copyright © 2019 Clínica Rubianes. Todos los derechos reservados.